Martes 02 de diciembre del 2014 14946 Vistas

La marihuana y el buen sexo

Que la marihuana es un afrodisiaco potente que mejora el acto sexual, hace explotar los sentidos y prolonga los orgasmos… ¿Será cierto? Aquí hablan los conocedores.

Descubre qué hay de cierto en el poder afrodisíaco de la marihuana. (Foto:Difusión)

Síguenos en Facebook



Es vox populi que la marihuana es un potente afrodisíaco que incrementa el placer durante el sexo. Se dice que nos vuelve más sensibles, nos libera de complejos, hace que nos enfoquemos más y ayuda a extender los orgasmos. De hecho, en la India se lleva utilizando para rituales tántricos desde hace más de 3 000 años. Sin embargo, existen otros recientes estudios aseguran que empeoran la erección masculina. Entonces, ¿cómo podemos aprovechar el cannabis para tener mejor sexo?

Hay algo que debemos tener muy en claro: los efectos de la marihuana no son 100% predecibles y dependen mucho de la variedad, de la situación y de las personas. El cannabis no afecta igual fumado que cocinado, por ejemplo; así como las diversas variedades tienen distinta concentración de THC, CBD, CBN y otros cannabinoides. Por lo que no se puede afirmar tan genéricamente que la marihuana provoca mejor sexo.

José Miranda, activista, cultivador y profesional del sector químico, coincide en este sentido. “Todos los que somos consumidores habituales sabemos que depende mucho de cada persona e incluso del momento. Además, no todos tenemos los mismos gustos. Mi consejo es que leas, te informes y pruebes por ti mismo qué variedad te gusta más para ese momento y que vigiles las dosis. No queremos terminar babeando encima de nuestro amante, ni contándole nuestras penas, no se trata de eso. ¡Sino de que nos ayude a disfrutar aún más del sexo!”, expresó Miranda para el portal Pijama Surf.

Lisa Kirkman, columnista sobre temas de sexo, nos detalla que, tanto el coito como el cannabis nos hacen liberar oxitocina, la ‘molécula del amor’, una hormona relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal y paternal que actúa también como neurotransmisor en el cerebro. Por su parte, la activista argentina Alicia Castilla nos dice: “La marihuana en general aumenta la sensibilidad, la percepción del cuerpo y funciona como desinhibidor. Dicho esto, las sativas funcionan muy bien para las parejas que busquen aumentar su placer. Sin embargo, tanto en la sexualidad como en las relaciones con las sustancias cada individuo debe encontrar su fórmula”.

Ahora que ya sabemos que la marihuana sí puede contribuir con una experiencia sexual repotenciada, la pregunta llega sola: ¿qué variedad elegir? ¿Índica o sativa? Según Lisa Kirkman, “las sativas tienen la propiedad de contraer los músculos por lo que mejoran el rendimiento”. Los usuarios de Icmag también coinciden en que las sativas funcionan mejor porque tienen efectos vigorizantes y no te tiran para abajo como las índicas. Sin embargo, algunos apuestan por los híbridos o por fumar pequeñas cantidades de índica para disfrutar sus efectos relajantes.

Para Kirkman, las variedades con ratios alrededor del 70/30 funcionan mejor que las 100% índicas o sativas. Las variedades puras pueden provocar efectos extremos como somnolencia en el primer caso y paranoia en el segundo. Para un efecto energético recomienda una sativa con THC moderado como la Skunk #1, y para un efecto relajante vendrá muy bien una indica como la Blue Cheese.

Ahora, para que nuestro cuerpo asimile el cannabis no es necesario fumarte un porro. Puedes cocinarlo en una cena romántica, inhalarlo vaporizado si no te gusta la combustión e incluso untártelo en las zonas más erógenas y absorbentes de tu cuerpo. Por esto último ha apostado el colectivo ‘Afrodita Group’ que ha sacado al mercado un lubricante orgánico para mujeres hecho con cannabis que proporciona orgasmos de hasta 15 minutos, del cual ya hemos hablado en un artículo anterior. De hecho esto no es nuevo, en algunas plantaciones hippies de California, las mujeres saben muy bien que introducirse resina, extractos o aceite puro de THC en la vagina proporciona orgasmos de vértigo.

Sin embargo, la marihuana no solo puede servir para aumentar el placer del coito sino para curar disfunciones sexuales. De hecho, la medicina ayurvédica la utiliza para tratar la impotencia y aumentar la libido. Para estos propósitos, las sativas van mejor. Sin embargo, existen casos en los que una índica puede venir bien, sobre todo si el usuario sufre de neurosis, ansiedad o dolor físico.

Alicia Castilla nos cuenta un caso que ilustra esta situación: “Hace unas semanas me consultaba un amigo que fue torturado durante la dictadura argentina. Las torturas le dejaron terribles secuelas a la altura de las ultimas vertebras, lo que le dificulta el caminar, lo hace con bastón. Me preguntaba por una variedad afrodisiaca. Se me ocurrió preguntarle si tenía deseo. Dijo que sí pero que el dolor le impedía la erección. Le sugerí que probase con una índica con alta concentración de CBD por sus efectos analgésicos. Al día siguiente recibí un sms con un enorme gracias”.

TAMBIÉN PUEDES VER:


Escrito por Daniel León

info@ovejanegra.com.pe