Viernes 16 de enero del 2015 16184 Vistas

El orgasmo femenino y algunos estudios a través de la historia

A través de la historia, la ciencia se ha preocupado por entender y mejorar el orgasmo, en especial el femenino. Aquí algunos realizados en pro de un buen clímax.

Conoce algunos experimentos sobre el orgasmo femenino realizados a través de la historia. (Foto:Difusión)

Síguenos en Facebook



El sexo siempre será una materia que la ciencia nunca dejará de lado. Pues su interés se basa en que es parte de nuestro día a día, y es algo tan íntimo como compartido. Por ello, el orgasmo ha sido punto de diversos estudios a través de la historia, para conocerlo, entenderlo y mejorarlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Actriz porno nos da consejos para tener sexo de película

Basados en el libro titulado S=EX2, La ciencia del sexo, del comunicador español Pere Estupinyà, y las investigaciones de periodista científico Óscar Menéndez, hemos recogido 5 experimentos realizados a través de la historia sobre el orgasmo femenino, unos fallidos y otros a los que se les debe estar agradecidos.

1. ‘No hay más orgasmo que el clitoriano.’ Falso
Los investigadores William H. Masters y Virginia E. Johnson realizaron algunos de los más importantes experimentos sobre sexualidad. Uno de sus estudios, sin embargo, introdujo un concepto que en la actualidad sabemos erróneo: que el orgasmo solo puede producirse a través del clítoris. Los experimentos posteriores han demostrado que sí es posible, y bastante habitual, que una mujer alcance el orgasmo por estimulación vaginal. Aunque todavía existen debates científicos sobre si este hecho es debido a una extensión interna del tronco del clítoris, que sería la zona estimulada para alcanzar el clímax por vía vaginal.

2. La mujer que movió su clítoris
A ella ya la conocimos en un artículo anterior. Marie Bonaparte estaba felizmente casada con un príncipe. Sin embargo, no alcanzaba el orgasmo cuando tenían relaciones sexuales con él. Bonaparte pensó que el problema era la distancia de su clítoris con respecto a su vagina que le impedía la estimulación por frotamiento durante el intercambio. Su fe en dicha intuición la llevó a realizar la medición de los genitales de 243 mujeres, llegando a la conclusión de que dicha distancia, efectivamente, era la causa de la anorgasmia. Marie publicó su estudio en 1924, bajó el seudónimo de A. E. Narjani, en la revista científica belga Bruxelles-Médical. Y se operó el clítoris para acortar distancias.

3. Distancia entre uretra y clítoris
Lo realizado por Marie Bonaparte fue replicado, 16 años después, por el psicólogo canadiense Carney Landis. No fue, sin embargo, hasta muchas décadas después cuando un muy completo estudio científico confirmó la realidad de un hecho: la distancia entre clítoris y uretra es proporcional a la incapacidad para obtener un orgasmo durante la penetración. La confirmación de esta regla fisiológica llegó en 2011 de la mano de dos investigadores, Kim Wallen, de la Universidad de Emory en el estado de Georgia, y Elisabeth Lloyd del prestigioso Instituto Kinsey sobre sexualidad.

4. Freud vs. el clitoriano
Aunque suene a película de extraterrestres, no lo es. Sigmund Freud tuvo el acierto de diferenciar entre los orgasmos vaginales y clitorianos. Sin embargo, por algún extraño motivo consideró que el clímax clitoriano era algo inmaduro propio de la pubertad, mientras que el verdadero orgasmo, de la madurez femenina, era el vaginal. La ciencia tardó algunas décadas en confirmar la inexactitud de esta teoría, pero ello no evitó la frustración de numerosas mujeres que no alcanzaban el orgasmo por vía vaginal y, por tanto, se podían considerar como sexualmente inmaduras.

5. Quiénes llegan y quiénes no
El National Survey of Sexual Health and Behavior (NSSHB) publicó, no propiamente un experimento, sino más bien una encuesta, en conjunto con la Universidad de Indiana. Sus autores realizaron un total de 5 865 entrevistas a individuos de ambos sexos, con edades comprendidas entre los 14 y los 94 años y cuyos resultados se empezaron a publicar en el año 2010. Los resultados con respecto al orgasmo femenino son bastante preocupantes. Mientras que solo el 64% de las mujeres confirman haber alcanzado el clímax durante su última relación sexual, hasta un 85% de los hombres asegura que sus parejas sí lo hicieron. Esta disparidad de cifras, en un estudio tan reciente, confirma que hay algo extraño en la interpretación del orgasmo femenino, que difiere entre las propias mujeres que lo experimentan y sus compañeros sexuales.

Escrito por Daniel León

info@ovejanegra.com.pe