Martes 19 de mayo del 2015 22423 Vistas

Yip Man, el maestro de Bruce Lee (VIDEO)

Su vida ya ha sido llevada al cine en más de 2 ocasiones por haber sido el maestro de la leyenda del Kung Fu, Bruce Lee. Conoce la historia del gran maestro, Yip Man.

Yip Man y Bruce Lee en una foto tomada en 1956. (Foto:Difusión)

Síguenos en Facebook



Bruce Lee fue el resultado de algunas convergencias. Estuvo cuándo y dónde tenía que estar, en el momento indicado y con las personas indicadas. Una de esas gratas coincidencias fue el haber aprendido a luchar con Yip Man. El maestro, a los 13 años, según cuenta la leyenda, fue aceptado como el último alumno de Chan Wah-Shn, otro mito de las artes marciales, y Ng Chung-Sok – el alumno más destacado de Chan Wah-Shn -. Cuando llegó a la cumbre de sus habilidades, muchas décadas después, depositó todo lo que sabía en un joven Bruce Lee.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: El día en que Mario Moreno se pasó a llamar Cantinflas

La biografía oficial de Yip Man dice que en 1908, después de haber aprendido las técnicas del Wing Chun, se trasladó de su natal Foshan a Hong Kong a los 15 años, junto a un familiar para estudiar la secundaria. Una tarde presenció a un policía atacando a una mujer extranjera; se dice que el policía intentó golpear al joven Yip Man cuando este intervino en defensa de la mujer, pero que fue derribado por las técnicas del muchacho, quien huyó del lugar. Un vecino muy anciano, que vio tal escena, le preguntó sobre el arte marcial que practicaba y lo retó a una confrontación.

Como era de esperarse, al mismo estilo de Karate Kid, el anciano venció al joven y le dijo que tenía mucho qué aprender, pero reconoció el talento que habitaba en él, invitándolo a entrenar el Chi Sau (una forma que implica el ataque mediante el control de la defensa). Resulta que aquel anciano era Leung Bik, hijo del gran maestro Leung Jan (maestro de Chan Wah-Shun), quien había dejado de enseñar sus técnicas, por temor a que fuesen usadas para el mal. Entrenó con él hasta los 24 años, momento en el cual regresó a Foshan con un gran dominio del Wing Chun.

Conocido por ser una persona modesta y siempre alegre, Yip Man pasó a ser admirado por su manera sencilla, prueba de que el Wing Chun había madurado su forma de pensar. Ese era otro motivo por el cual era tan querido en la ciudad, ya que Foshan era el centro de las artes marciales, y él era un maestro sin igual. Tanta era la admiración por Yip Man, que fue nombrado jefe de la policía, cargo que aceptó con entusiasmo.

Cuando Japón invadió China, regresó a la casa que habitó en la aldea de Kwok Fu. Los japoneses enterados de la fama de este, lo buscaron para enfrentarlo, ya que ellos creían en eran racialmente superiores e invencibles, pero Yip Man los venció uno por uno. Trataron de convencerlo para que entrene al ejército imperial japonés, pero este se negó. Por suerte no lo ejecutaron, pero confiscaron todos sus bienes dejándolo en la pobreza absoluta. Lamentablemente, en esa época su esposa falleció y quedo solo a cargo de sus 4 hijos.

Él le había prometido a Leung Bik, que no enseñaría, pero ante la necesidad, tuvo que enseñar Wing Chun a los chinos que buscaban defenderse contra el ejército japonés. Tras la guerra, regresó a Foshan, pero al llegar la guerra civil china, tuvo que huir para Hong Kong, en donde con pocos recursos abrió una escuela de artes marciales. Las victorias de sus alumnos ayudarían a reforzar su reputación como maestro. Bruce Lee, su alumno más famoso, estudió bajo su supervisión desde 1954 hasta 1957. Cuando Yip Man se retiró, muchos de sus estudiantes enseñaron Wing Chun, incluyendo a Wong Shun Leung, William Cheung, Lo Man Kam (sobrino de Yip Man), Moy Yat, Leung Ting y sus dos hijos, Yip Chun y Yip Ching. Él dijo alguna vez: “Para un alumno es difícil encontrar un buen maestro, pero para un maestro es todavía más difícil encontrar un buen alumno.”

En 1972, Yip Man murió de cáncer a la garganta por causa del cigarrillo. Un final poco pomposo para la gran leyenda de las artes marciales, que recobró notoriedad universal en 2008, gracias al film basado en su vida titulado Ip Man, protagonizado por Donnie Yen, dirigido por Wilson Yip, y con escenas de lucha coreografiadas por el especialista en escenas de acción Sammo Hung – quien trabajó con Bruce Lee en Operación Dragón -. El hijo mayor de Yip Man, Ip Chun, aparece en la película, además de haber asesorado el guion. En 2010 se lanzó la segunda parte, que retrata brevemente el primer contacto con su famoso alumno Bruce Lee. En 2013, el director Wong Kar-Wai, estrenó The Grandmaster, con una visión más particular de esta leyenda que formó a otra leyenda.

Aquí, el trailer de Ip Man del 2008:

…Ip Man 2 (2010):

Y The Grandmaster (2013):

#

Escrito por Daniel León

info@ovejanegra.com.pe